Lección 5, Tema 1
En Progreso

La raíz y la solución a tu dificultad

Lección Progress
0% Complete

Sentir la necesidad de la pornografía y la masturbación es una experiencia común. Por supuesto, sabemos que no es una necesidad real como la comida o el agua, pero nuestras mentes y cuerpos de alguna manera se vuelven dependientes de este estímulo. Cuando estamos deprimidas, parece ser lo único que puede levantarnos, o cuando estamos realmente aburridas es lo único que puede traernos algo de entusiasmo. Independientemente del motivo de tu hábito de la pornografía y/o la masturbación, cada una de nosotras tiene una necesidad más profunda que busca ser satisfecha. Esta lección trata sobre identificar qué necesidad insatisfecha estás tratando de satisfacer con este hábito insalubre. Aquí hay una historia que puede sonarte familiar:

Cristina era una hermana muy respetada en su comunidad, actuando como pastora de jóvenes mientras asistía a la universidad. Disfrutaba pasar tiempo con sus hermanos y hermanas menores y le complacía poder ayudarlos con sus problemas. Además de la universidad y un trabajo de medio tiempo, esto fue una gran inversión de su tiempo y energía, pero eso no fue con lo que luchó. Cristina vivía con un profundo odio hacia sí misma, que ​​poco a poco la estaba carcomiendo desde dentro. Su vergüenza secreta era una relación intermitente con la pornografía. Se sintió avergonzada de sus acciones y temió que su situación saliera a la luz. Si eso sucediera, seguramente todos la mirarían con decepción y, tal vez, incluso con disgusto. Por esa razón, se esforzó aún más por ser una mejor hermana mayor y dar un buen ejemplo. Esto a menudo hizo que se esforzara demasiado, dejándola más cansada y frustrada que antes. Sin embargo, ayudar a los demás fue lo único que la ayudó a sentirse mejor consigo misma.

En la oscuridad de su habitación, la verdad emergería y ella se enfrentaría a la realidad de su adicción. Estaba particularmente alarmada de que una parte de ella sintiera que merecía consentirse con el porno porque había estado sacrificando su propia satisfacción una y otra vez. Trató de alejar estos pensamientos y cortar este mal hábito, pero sin importar cuánto lo intentara, no podía escapar. Cristina se sintió atrapada en un ciclo sin fin. Quería desesperadamente dejar de vivir una doble vida, pero no podía imaginar a nadie amando a la mujer que enfrentaba en el espejo todos los días.

Amor Real

Permitir que las emociones difíciles, como la vergüenza, se acumulen y volverse apática no es saludable y ciertamente no es una forma de vivir. El problema es que este tipo de comportamiento nos aleja de las personas en nuestra vida que se preocupan por nosotras. Podemos ver cómo esto es evidente en la historia de Cristina. Está tratando de ser una buena persona, dando todo lo que puede a su comunidad, trabajando a tiempo parcial y tomando clases. Por miedo a decepcionar a los demás, muestra solo su mejor lado. En lugar de expresarse ante su familia, oculta sus luchas, segura de que no podrían amarla si supieran. Sin la intimidad de ser conocida y comprendida, Cristina se muere de hambre por dentro. En este estado, la experiencia rápida e intensa del porno y la masturbación se vuelve más atractiva para ella.

Te recomendamos encarecidamente que leas, “Amor real: La verdad sobre cómo encontrar el amor incondicional y las relaciones satisfactorias”, por Greg Baer. Este libro ha empoderado a millones y es una gran inspiración para el contenido que ha desarrollado High Noon, incluido este plan de estudios. La idea principal de este libro es sobre el estado común en el que muchas de nosotras nos encontramos. Estamos hambrientas de amor real e incondicional. Idealmente, todas deberíamos haber recibido esta profunda seguridad de nuestros padres de que somos amadas sin importar qué, con un amor que no necesita ganarse. Este es el amor que Dios tiene para cada una de nosotras. En un mundo que carece de amor real, buscamos muchas formas de “amor de imitación”. Esto puede ser alguna forma de poder, elogio o placer, solo por nombrar algunos. Es cualquier cosa que tengamos que ganar, coaccionar o tomar de otros. Esta falta de amor real en nuestras vidas es a menudo la raíz de nuestras luchas. Entre los desafíos de su vida, esta es la lucha final de Cristina.

¿Cómo encontramos el amor real? La clave para experimentar el Amor Real es ser vistas y conocidas por quienes somos, a pesar de nuestros errores. Cuando podemos mostrar nuestro yo auténtico e imperfecto a alguien que puede aceptarnos, respetarnos y amarnos, podemos probar el amor real. En su estado actual, Cristina se está bloqueando para no experimentar este amor irremplazable escondiéndose. Incluso si alguien quisiera darle amor real, siempre se preguntaría si se sentirían así, si supieran lo que realmente está pasando. Intentar ganar un sentido de importancia a partir de involucrarse en su comunidad no es suficiente para traer este amor a su vida. Presionarse y reprenderse a sí misma con más fuerza, tampoco ayudará. Salir de las sombras, salir del aislamiento, para ser abrazada por otros será su mejor paso para salir adelante. Puede comenzar compartiendo su lucha con la pornografía y cómo se siente, con alguien en quien confía, como sus padres, un pastor o una hermana mayor.

Si te sientes perdida por dónde empezar, recuerda que la honestidad siempre te pondrá en la dirección correcta. Cuando podemos identificar la raíz del problema, podemos encontrar la solución. Sin eso, continuaremos dedicando inútilmente nuestro tiempo a las distracciones que nos impiden vivir verdaderamente y evitando la conexión vivificante de las relaciones auténticas. No te preocupes por no sentirte preparada, o tener miedo del viaje que te espera; solo necesitas tener el coraje para el siguiente paso. Es asombrosa la forma en que Dios puede obrar en nuestras vidas desde allí.

Preguntas de discusión

1.- ¿Qué formas de amor de imitación has estado buscando?

2.- ¿Qué necesidad estás tratando de satisfacer a través de tus hábitos sexuales poco saludables?

3.- ¿Qué pasos activos puedes tomar para abordar directamente la raíz de tu lucha?

 

Desafío: comparte tu lucha con la pornografía y/o la masturbación con alguien importante en tu vida, que creas que debería conocer pero que aún no conoce.

 

Recursos extra:

Podcast de John Williams

Blog de Andrew Love

Amor real de Greg Baer