Lección 3, Tema 1
En Progreso

Formando las expectativas correctas sobre la recuperación

Lección Progress
0% Complete

Hana ha estado lidiando con la pornografía por muchos años sin ningún avance sustancial. Ella mayormente pensaba que estaba bien en relación a este hábito, pero una y otra vez, como un reloj, ella se dio cuenta de que estaba siendo golpeada de la nada por la pornografía. Ella podía pasar unas semanas seguidas sin ver pornografía y sentirse orgullosa de su racha. Sin embargo, siempre que tuviera una recaída estaría muy decepcionada de sí misma. Ella suponía que ya había superado esto.

Después de cada tropiezo o series de tropiezos, Hana se determinaba a que esta sería la última vez. Pero después de un tiempo ella empezó a sentirse desanimada y desesperanzada. ”Quizás no pueda luchar con esto… quizás esta seré yo para siempre” 

Como muchas de nosotras, Hana sinceramente quiere decir adiós a este hábito no saludable- para siempre! El reprimirse a sí misma después de sus tropiezos, sintiendo que debería ser mejor que esto, y tratar de ir más allá sin permitirse a sí misma ver pornografía nunca mas. Su determinación es admirable, pero sin un entendimiento real del problema y los pasos para recuperarse, permanecerá atrapada en este ciclo. El primer paso que puede tomar es crear las expectativas correctas sobre el proceso de recuperación.

Te caerás en este camino. ¿Cómo vas a hacer para levantarte otra vez? 

Frustrarse con una misma por volver a caer regularmente en la pornografía puede ser comparado con la persona que se enoja consigo misma por no ser capaz de correr una maratón, sin algún tipo de entrenamiento previo. Esto sería ridículo. No podemos esperar de nosotros mismos el cortar inmediatamente nuestros lazos con la pornografía, sin tomarnos el tiempo de entrenarnos. Durante el período de aprendizaje y desarrollo, deberíamos esperar el tropezarnos en el camino. En efecto, cada error es una oportunidad para aprender.

Reflexionar sobre este punto e imaginar como podrás consciente y positivamente reaccionar al tropiezo. Prepararse, también es un paso adelante en tu crecimiento, no un paso atrás. Después de una decaída es muy común sentirse desanimada. Estarás tentada a ir a emborracharte por varios días o a abandonar este proceso de recuperación porque “no está funcionando” para ti. Tus progresos dependen del aprender cómo manejar los fracasos y escoger volver a intentarlo una y otra vez.

El tiempo y el esfuerzo son esenciales. 

Tu recuperación va a requerir tiempo y esfuerzo intencional. Estar listo para salir de tu zona de confort e intentar cosas que tú no habías intentado antes. Esto puede incluir el aprender a reflexionar, aprender a compartir tu vulnerabilidad con otras, o con tu grupo de llamadas, o aprender a establecer y seguir metas realistas con el fin de ajustar tus rutinas.

Por ejemplo, si descubres que ves pornografía mayormente en la noche antes de irte a dormir, un paso que podrías dar es dejar tu celular en otra habitación antes de irte a dormir. Si es una aplicación específica que actúa como tu puerta de entrada a la pornografía y/o masturbación, una decisión sabia es dejar de seguir cualquier cosa que sea incluso remotamente sexual o incluso borrar la aplicación. Será desafiante al comienzo, el hacer ajustes como estos en tu estilo de vida, pero estas acciones concretas son esenciales para superar este hábito. La idea es que construyas un nuevo estilo de vida, donde tus hábitos no deseados y no saludables no tengan lugar en tu vida. Esto tomará trabajo. ¿Estás listo y dispuesto a hacerlo sin importar lo que cueste?

La importancia de medir el progreso

Cuando se mide el progreso en la integridad sexual, la mayoría de las personas exclusivamente usan sus rachas actuales o las más largas, el tiempo que transcurrió desde su última recaída, como un medidor para su integridad sexual. “La racha más larga ha sido… “, “Lo mejor de mi integridad sexual es…”. Si no decaigo, entonces estoy en buena forma. Pero solo porque no estemos consumiendo comida chatarra, no significa necesariamente que estés saludable y en forma.

Si bien la “racha” es la medida más común de integridad sexual, en realidad, es la menos útil. Dice muy poco sobre lo que sucede entre las recaídas y no hace casi nada para ayudarlo a identificar patrones que pueden ayudar a revelar qué cambios implementar para mejorar. La integridad sexual es un aspecto multifacético de la vida, y si se va a medir, debe medirse de formas multifacéticas. A continuación, se muestran algunos ejemplos de métricas alternativas: 

  • El tiempo en promedio entre las recaídas. ¿Tus rachas se están volviendo más largas o más cortas? varia?
  • La cantidad de tiempo que toma el reportarle a tu grupo o tu compañera de responsabilidad, sobre tu recaída. ¿Pasan semanas? ¿Días? ¿Horas? ¿Minutos?
  • ¿Qué tan fácil es rechazar las tentaciones? Usa una escala numérica para medir esto y graba tus experiencias para seguir un proceso de seguimiento ¿Esto lo facilita o lo hace mas difícil?
  • El número de veces que superaste la tentación entre cada recaída. En tramos más largos o más cortos, ¿la frecuencia es mayor o menor?
  • ¿Qué tanto honras tu palabra?
  • ¿Cuánto tiempo pasas, en hábitos saludables de vivir por el bien de los demás y servicio?

En todos estos ejemplos, es crucial no solo registrar tus datos apropiadamente, sino también analizarlos, identificar los patrones y pensar en maneras de reemplazar los patrones que no te sirven por los que sí. Al final del día, el entrenamiento de la integridad sexual es reemplazar malos hábitos, por buenos hábitos.

Esto es factible 

Si has estado luchando con la pornografía y/o la masturbación por muchos años sin lograr ningún avance. Puede ser difícil de creer que este sueño sea posible. El luchar para creer es importante. Si estamos inseguras de nuestra visión de vida, con propósito, con respeto propio, integridad y creatividad, donde la pornografía y/o la masturbación no pueden atraparnos, si no tenemos fe en que podemos lograr estas cosas, entonces no tendremos el poder de mantenernos en curso. Esta vida es posible y tú la mereces.

Así como lo referimos en muchas ocasiones, la masturbación y la pornografía son hábitos. Ellos están profundamente arraigados en tu estilo de vida actual pero como cualquier otro hábito, ellos pueden ser alterados y removidos. Las personas han hecho cambios increíbles en sus vidas, cuando establecen esto en sus mentes y se ponen en buenos ambientes donde están conectados con gente que les apoye. Esto, incluyendo decirle adiós a las drogas, alcohol y adicciones sexuales. Tú también puedes ser una de estas personas. Inspírate con lo que tu historia de éxito va a ser, la historia que estarás orgullosa de contar a tu familia algún día. 

Crear las expectativas correctas para tu crecimiento nos mantendrá a salvo de sentimientos innecesarios de la decepción. Debemos aceptar que somos personas en crecimiento, esforzándonos por romper cadenas muy pesadas en nuestras vidas. No va a ser fácil. Habrán retos en el camino. Pero al ver tu camino con una mirada clara, podrás manejar los desafíos de tu vida y seguir progresando.

“Debes estar preparado para la adversidad, mientras haces cosas grandes”- Padre Verdadero, Desafío y Victoria.

Discusión:

  • ¿Cómo esperas que luzca tu camino de recuperación? ¿Qué piensas que necesitarás para alcanzar tu visión de integridad sexual?
  • ¿Qué pasos vas a tomar la próxima vez que tengas una recaída?

Desafío: Toma nota de tus pasos a seguir, después del tropiezo y ponlo en algún lugar que puedas ver cuando lo necesites.